Última Hora

Expertos de la ONU alertaron que China utiliza a las minorías étnicas para el tráfico de órganos

14 junio, 2021
Expertos de la ONU alertaron que China utiliza a las minorías étnicas para el tráfico de órganos

Grupo de trabajo aseguró estar “extremadamente alarmado”

Expertos de la ONU revelaron este lunes que han recibido “información creíble” respecto a que los presos de minorías étnicas, lingüísticas y religiosas son objeto de extracciones forzadas de órganos en China. Los 12 expertos independientes, que cuentan con un mandato de la ONU pero no hablan en su nombre, afirmaron que están “extremadamente alarmados” con esta información.

Dijeron que habían oído que los miembros detenidos de las comunidades minoritarias pueden ser sometidos por la fuerza a análisis de sangre y exámenes de órganos, como ecografías y radiografías, sin el consentimiento informado, algo que no se exige a los demás detenidos.

Los resultados de los exámenes se registran después en una base de datos de fuentes de órganos vivos para trasplantes.

En un comunicado, los relatores especiales y los expertos del Grupo de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias señalan que estas extracciones de órganos se realizan también a uigures, tibetanos, musulmanes y cristianos, presos en China.

“Las sustracciones forzadas de órganos en China parecen estar dirigidas a miembros de minorías étnicas, lingüísticas o religiosas determinadas que se encuentran detenidos, muy a menudo sin que se les expliquen las razones de su arresto o sin una orden de tal”, señalaron los expertos.

“Nos preocupan profundamente los informes sobre el trato discriminatorio de los presos o detenidos en función de su etnia y religión o creencias”, agregaron.

De acuerdo a las denuncias recibidas, los expertos, entre los que se encuentran los relatores especiales de la ONU sobre la trata de personas, la tortura y el derecho a la libertad de religión o de creencias, y el grupo de trabajo de la ONU sobre detenciones arbitrarias, detallaron que los órganos extraídos con mayor frecuencia a los presos son corazones, riñones, hígados, córneas y, a veces, trozos de hígado.

“En esta forma de tráfico de carácter médico están presuntamente implicados profesionales del sector de la salud, incluidos cirujanosanestesistas y otros especialistas médicos”, apuntaron.

Además señalaron que este asunto ya fue planteado con anterioridad a Beijing por otros expertos en derechos humanos de la ONU, en 2006 2007, sin éxito.

En sus respuestas de entonces, dijeron, el régimen chino no había proporcionado datos suficientes sobre aspectos como las fuentes de órganos para trasplantes. “En este contexto, la falta de datos disponibles y de sistemas de intercambio de información son obstáculos para identificar y proteger con éxito a las víctimas de la trata de personas y para investigar y enjuiciar eficazmente a los traficantes”, señala la declaración.

De acuerdo a la tradición china, cuando una persona muere, es enterrada sin mutilaciones y muy pocos chinos aceptan la extirpación de órganos.

China es frecuentemente acusada por miembros de la proscripta secta Falun Gong de practicar la extracción forzada de órganos a sus seguidores que están encarcelados. El régimen de Beijing, no obstante, siempre ha negado rotundamente estas acusaciones.

Liu Yuyin, portavoz de la misión china en Ginebra, condenó a los expertos por utilizar “desinformación”. Han “calumniado a China”, que “se opone firmemente y rechaza categóricamente las acusaciones”, añadió.

Estamos profundamente alarmados por el hecho de que los titulares de mandatos de procedimientos especiales en cuestión, carentes de una capacidad de pensamiento y juicio rudimentarios, hayan caído en esas torpes mentiras”, dijo en un comunicado.

Los expertos “han ignorado la información autorizada proporcionada por el gobierno chino y han optado por aceptar la desinformación proporcionada por las fuerzas separatistas antichinas y el culto maligno ‘Falun Gong’”, sostuvo.

China es un país en el que impera la ley (…) El comercio de órganos humanos y el trasplante ilegal de órganos están estrictamente prohibidos por la ley”, aclaró Liu en su respuesta.

Por último, pidió a los expertos de la ONU que “corrijan inmediatamente sus errores, descarten la parcialidad contra China, dejen de calumniarla descaradamente… y actúen de forma imparcial y objetiva”.

Con información de AFP



Comentarios