Última Hora

Washington consiguió apoyo de Bruselas para impulsar pesquisa

Estados Unidos y la Unión Europea impulsan nueva investigación sobre el origen del COVID-19 en China

09 junio, 2021

Mientras gana fuerza la teoría de la fuga de un laboratorio en Wuhan

Por: Infobae

Estados Unidos y la Unión Europea están dispuestos a respaldar una nueva investigación sobre los orígenes del COVID-19 después de las contradictorias evaluaciones sobre dónde comenzó el brote, según un documento visto por Bloomberg News.

En un borrador de declaración que los países esperan presentar en una cumbre a finales de este mes, “piden avances en un estudio de fase 2 transparente, basado en evidencia y dirigido por expertos convocados por la OMS sobre los orígenes del COVID-19 y que esté libre de interferencia”.

Estados Unidos es uno entre varios países que han pedido que China sea más transparente con sus datos y permita un mayor acceso, en medio de preguntas en curso sobre si el brote fue causado por un accidente de laboratorio, transmitido desde la vida silvestre o causado por otra cosa.

La nueva investigación corre el riesgo de alimentar las tensiones con China, que ha rechazado las sugerencias de una filtración de laboratorio y los esfuerzos internacionales para investigar más a fondo los orígenes del virus.

A principios de este año, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el origen más probable era natural, pero que se requerían más estudios para confirmarlo.

Una persona familiarizada con las discusiones, que han tenido lugar entre diplomáticos europeos que preparan la reunión, dijo que Estados Unidos había pedido apoyo al bloque para un estudio sobre los orígenes de COVID.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. La declaración es un borrador y podría cambiar antes de que los líderes estadounidenses y europeos se reúnan en Bruselas el 15 de junio.

El documento también dice que Estados Unidos y la Unión Europea “se comprometen a trabajar juntos hacia el desarrollo y uso de un medio rápido e independiente para investigar tales brotes en el futuro”.

A fines del mes pasado, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió una declaración sorpresa, revelando que su comunidad de inteligencia seguía dividida sobre los orígenes de la pandemia, reviviendo las teorías de que se escapó de un laboratorio.

Biden dijo que dos “elementos” de la comunidad de inteligencia, a quienes no identificó, se inclinaban hacia un origen natural del virus, mientras que otro se inclinaba hacia el laboratorio de Wuhan, un centro global para la investigación del coronavirus. Cada lado tenía una “confianza de baja a moderada”.

(Con información de Bloomberg/Por Alberto Nardelli y Josh Wingrove)



Comentarios