Última Hora

La vacuna de BioNTech/Pfizer contra el coronavirus podría ser distribuida este año

19 noviembre, 2020

Ugur Sahin, cofundador de la compañía alemana

El cofundador de BioNTech, Ugur Sahin, confirmó este jueves que la vacuna contra el coronavirus que su empresa alemana está desarrollando con Pfizer podría ser lanzada antes de que termine el año en los Estados Unidos o Europa.

“Estamos trabajando a toda velocidad”, dijo a la agencia AFP en una entrevista con Zoom, confirmando que las compañías planean solicitar la autorización de uso de emergencia de su jab en Estados Unidos el viernes, mientras que los reguladores europeos recibirán otro lote de datos “la próxima semana”.

“Existe la posibilidad de que podamos recibir la aprobación de Estados Unidos o de Europa o de ambas regiones este año todavía”, indicó Sahin. Y agregó: “Incluso podemos empezar a entregar la vacuna en diciembre”, añadió, “si todos trabajan juntos muy estrechamente”.

Sahin dijo que si todos los actores involucrados -gobiernos, compañías farmacéuticas y empresas de logística de vacunas- “hacen un muy buen trabajo”, entonces “podemos tener éxito en la vacunación del 60 al 70 por ciento de la población para el otoño de 2021”. “Y cuando hayamos logrado eso, entonces podremos tener un invierno normal, sin otro cierre”.

En un comunicado conjunto emitido el miércoles, las compañías indicaron que la vacuna tiene una efectividad del 95% en la prevención de covid-19, en comparación con el 90% anunciado la semana pasada, según los resultados finales completos de su ensayo clínico a gran escala de fase 3.

La farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech dijeron que el producto se presentará para la aprobación regulatoria “en unos días”, después de que su análisis final sugiriera que el medicamento es incluso más eficaz de lo que se pensaba. Los resultados mostraron además que la vacuna protege a las personas mayores con mayor riesgo de morir por coronavirus.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Pfizer inicialmente había estimado que su vacuna tenía una efectividad superior al 90% después de que se contabilizaron 94 infecciones. Con el anuncio del miércoles, la compañía ha acumulado 170 infecciones en el estudio, y dijo que solo ocho de ellas ocurrieron en voluntarios que recibieron la vacuna real en lugar de un placebo. Uno de esos ocho desarrolló una enfermedad grave, apuntó la compañía.

Pfizer dice que ahora tiene los datos sobre la seguridad de la vacuna necesarios para solicitar la autorización de emergencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

La compañía no reveló detalles de seguridad, pero dijo que no se han reportado efectos secundarios graves de la vacuna, y el problema más común es la fatiga después de la segunda dosis de la vacuna, que afecta aproximadamente al 4% de los participantes.

El estudio ha inscrito a casi 44.000 personas en los Estados Unidos y otros cinco países. El ensayo continuará recopilando datos de seguridad y eficacia en voluntarios durante dos años más.

Pfizer y BioNTech adelantaron que esperan producir hasta 50 millones de dosis de vacunas a nivel mundial en 2020 y hasta 1.300 millones de dosis en 2021.

Estados Unidos, la Unión Europea y otros países ya han hecho pedidos de cientos de millones de dosis de las principales vacunas candidatas en desarrollo. Sin embargo, ante la creciente preocupación de que las naciones pobres puedan quedar rezagadas en la obtención de las vacunas, Sahin dijo que BioNTech está hablando con organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Fundación Bill y Melinda Gates sobre la distribución de la vacuna “en todo el mundo”, y encontrar maneras de reducir su costo.

Se espera que el precio de la vacuna de BioNTech/Pfizer sea de alrededor de 20 dólares (17 euros) por dosis, con una inyección de refuerzo que se tomará 28 días después de la primera.

Los trabajadores de la salud, los cuidadores y las personas consideradas de alto riesgo para el covid-19 serán los primeros en la fila para las inyecciones.



Comentarios