Última Hora

EUROPA

Largas filas y poca distancia social: reabren las grandes tiendas en Inglaterra

15 junio, 2020

Tras 83 días de cierre por normas del gobierno ante la pandemia de coronavirus

Por Infobae

Largas colas de compradores se formaron fuera de algunas tiendas en Inglaterra desde las primeras horas del lunes, ante la reapertura de comercios no esenciales como parte de la relajación de las medidas de confinamiento, autorizada por el premier Boris Johnson.

Todas las tiendas de productos categorizados como no esenciales recibieron la autorización para abrir sus puertas, si bien los comerciantes han tenido que introducir estrictas medidas de seguridad, al menos dentro de los edificios. Fuera de los mismos, muchas filas no mostraban distancia prudencial entre las personas.

Después de tres meses de confinamiento, la popular cadena de moda Primark reanudó su actividad desde las 7:00 GMT, con largas hileras de compradores que aguardaban su reapertura en las ciudades de Londres y Birmingham. Esa cadena, cerrada como otras tiendas de ropa desde el pasado 23 de marzo, no efectúa ventas por internet, con lo que los ciudadanos tan solo pueden comprar en sus comercios.

Mientras que los mercados al aire libre y los salones de exhibición de autos reabrieron el 1 de junio, este lunes es el gran retorno al negocio para los minoristas, que están desesperados por que las cajas registradoras vuelvan a sonar.

Pese al apoyo del gobierno británico, la reapertura sólo se aplica a Inglaterra, y las tiendas de Escocia y Gales esperan la orientación de sus administraciones delegadas sobre cuándo pueden reanudar el comercio. Las tiendas no esenciales en Irlanda del Norte reabrieron el viernes.

El primer ministro, Boris Johnson, ha alentado a los clientes a “comprar con confianza”.

Los lugares de ocio como los cines, los parques de safaris y las zonas exteriores de los zoológicos podrán reabrir, mientras que los lugares de culto también abrirán sus puertas de nuevo para la oración individual.

Todos los sitios deberán cumplir con las normas de distanciamiento social que exigen que las personas se mantengan por lo menos a dos metros (seis pies) de distancia y les aconsejan que usen cubiertas para la cara, como máscaras o bufandas, cuando estén en el interior.

También se ha instado a los consumidores a no tocar objetos a menos que tengan la intención de comprarlos y muchas tiendas se han comprometido a descontaminar las cestas de compra tras cada uso.

En la mayoría de comercios de ropa, los probadores permanecerán cerrados mientras que, en el caso de las joyerías, algunas pretenden introducir cajas ultravioleta para descontaminar objetos en cuestión de minutos.

Mientras tanto, las cubiertas serán obligatorias en el transporte público de toda Inglaterra a partir del lunes, y los operadores podrán prohibir los viajes a quienes no las usen.

“Sé que la gente está ansiosa”, dijo el domingo el ministro de finanzas Rishi Sunak, al animar a las compras para ayudar a impulsar una economía que está experimentando un declive sin precedentes. “Es una experiencia ligeramente diferente… pero es un entorno seguro y todos deberíamos ser capaces de salir sabiendo que debemos ser capaces de comprar con confianza”, dijo a Sky News.



Comentarios