Última Hora

La comisión de Derechos Humanos de la OEA fue impedida de abordar un avión a Venezuela por orden del régimen de Nicolás Maduro

04 febrero, 2020

El organismo informó que hubo “instrucciones del chavismo»

Por Infobae

Una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que pretendía visitar Venezuela no pudo abordar el vuelo este martes en Panamá porque el régimen chavista no autorizó su ingreso a territorio venezolano.

“Copa Airlines impidió el abordaje de la delegación de la CIDH a la puerta del avión en Panamá. Todos con los bording pass en las manos. Informaron que recibieron instrucciones del régimen de Venezuela de que no estábamos autorizados a ingresar al país”, comunicó la CIDH en Twitter.

La misión de la CIDH, integrada por Edison Lanza, Esmeralda Arosemena de Troitiño y Paulo Abrāo, intentaba visitar Venezuela luego de 17 años para reunirse con víctimas de abusos pese a la negativa del régimen de Nicolás Maduro, que ha dejado claro que “en ningún momento” ha invitado a la Comisión.

La Comisión había previsto una visita al país que comenzaba este martes y terminaba el 8 de febrero, pero Maduro ya había advertido que la delegación no estaba autorizada.

El régimen retiró en 2019 a sus diplomáticos acreditados ante la OEA, que a su vez desconoce la legitimidad del segundo mandato del presidente venezolano, iniciado el 10 de enero del año pasado, tras considerar que su reelección en mayo de 2018 no contó con las garantías necesarias.

La banca de Caracas en la organización regional la ocupa Gustavo Tarre, delegado del líder parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de países, con Estados Unidos a la cabeza.

“La visita se organizó en aceptación a la invitación realizada por el Representante Permanente ante la OEA designado por la Asamblea Nacional de Venezuela”, señaló la CIDH en el comunicado, en alusión a Gustavo Tarre.

La palabra de las ONG

“Negar el ingreso a Venezuela de la CIDH es negar a las víctimas la posibilidad de obtener justicia y alentar la impunidad”, había expresado la organización Cofavic, que por más de 30 años ha denunciado irregularidades por parte de los Gobiernos y sus autoridades.

Por su parte, la organización Provea criticó la negativa expresada por el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en nombre de la llamada revolución bolivariana. “Nada extraño de una dictadura que asesina a los jóvenes en las zonas populares con el escuadrón de la muerte (grupo policial) FAES, que practica la desaparición forzada y la tortura, mantiene cerca de 400 presos políticos, aumenta la miseria y la exclusión”, comentó Provea, que considera al Ejecutivo chavista un “Gobierno de facto”.

Además la asociación Acción Solidaria, que defiende a las personas con VIH, también esperaba que se concretara esta visita y ha advertido que no se deben tomar represalias de ningún orden “en contra de las personas o entidades que hayan cooperado con la CIDH mediante informaciones o testimonios”.



Comentarios